Historias
Slashboxes
Comentarios
 

La anomalía Pioneer, explicada

editada por MaGaO el Viernes, 07 Diciembre de 2012, 10:44h   Printer-friendly   Email story
desde el dept. frenando-mas-de-la-cuenta
La anomalía de las Pioneer recibe su nombre de las sondas Pioneer 10 y 11, las primeras que superaron el cinturón de asteroides de nuestro sistema solar. La anomalía empezó a detectarse una vez superaron la órbita de Júpiter, y consistía en que su velocidad caía más rápido de lo previsto. La deceleración era mínima (alrededor de una diezmilmillonésima de la gravedad en la superficie terrestre), y se podría haber descartado como un fallo en las estimaciones si no fuera porque, mientras las sondas avanzaban hacia el espacio profundo, seguía ahí, sin explicación conocida. Pero por fin parece que se ha aclarado el misterio.
Al final, el culpable fue el primer sospechoso: las emisiones de calor de la propia sonda (principalmente de los generadores de energía por radioisótopos y de la circuitería). El proceso para confirmar esta hipótesis (descartada en varias ocasiones) ha sido apasionante: hubo que contactar con un ingeniero que se había tomado la molestia de recopilar todos los datos de telemetría, recuperar los planos de diseño de las sondas y reconstruirlos para calcular el efecto de las diferentes fuentes de calor en la misma, afinar la interpretación de la telemetría en función de elementos tan variados como la propia rotación de la Tierra, la de las sondas, o incluso los cambios que ha habido a lo largo de los años en las comunicaciones con las mismas. Podéis leer el artículo original si tenéis acceso. Editado (2012/12/07 22:45 por MaGaO): un amable lector ha encontrado el artículo en arXiv para poder leerlo sin restricciones.

Mostrar opciones Umbral:
Y recuerda: Los comentarios que siguen pertenecen a las personas que los han enviado. No somos responsables de los mismos.