Historias
Slashboxes
Comentarios
 

Ubuntu libera el código de su difunto servidor Ubuntu One

Entrada escrita por jperex y editada por mig21 el Martes, 18 Agosto de 2015, 07:34h   Printer-friendly   Email story
Ubuntu One fue un servicio freemium de sincronización de ficheros en la nube que Ubuntu decidió cerrar a medidados de 2014 por no resultar rentable (visto también en Barrapunto). En el anuncio de cierre del año pasado, Ubuntu anunciaba también su intención de liberar en un futuro indeterminado el código bajo licencia open-source, de manera que cualquiera pudiera montarse su propia "nube".

Ubuntu finalmente acaba de anunciar la disponibilidad del código del servidor de ficheros Ubuntu One, que estará alojado en el repositorio filesync-server de LaunchPad bajo licencia AGPLv3. Podemos ver que está compuesto principalmente por ficheros en Python. Ubuntu avisa que no considera este proyecto como activo, y por tanto no acepta parches y mejoras, sino que anima a los desarrolladores a que creen su propio fork del proyecto.

Historias relacionadas

[+] Canonical cierra Ubuntu One 40 comentarios
reidrac nos cuenta: «Para el que no lo conozca, Ubuntu One es el servicio de almacenamiento de ficheros que Canonical venía ofreciendo integrado con Ubuntu. Canonical ha decidido cerrar el servicio según informa en el blog de la empresa. El servicio seguirá funcionando hasta el 1 de Junio de este año, y los ficheros serán eliminados el 31 del mes siguiente para los usuarios de la versión gratuita, y no será hasta Septiembre cuando lo haga para los usuarios de pago (se devolverá el dinero a los que hayan pagado más allá de ese mes). Si estás usando el servicio, esto te da 4 meses para buscar una alternativa y recuperar todos tus ficheros. Por cierto, finalmente van a publicar como open source la parte del servicio que era cerrada.»

Update: 04/02 23:28 GMT by nettizen : frames también se hace eco de este cierre y un pobrecito hablador también nos envía la noticia.

Mostrar opciones Umbral:
Y recuerda: Los comentarios que siguen pertenecen a las personas que los han enviado. No somos responsables de los mismos.