Bienvenido/a a Barrapunto
La información que te interesa
Internet Wine Censura Microsoft
Envía una historia
 
 
Barrapunto
- Sobre /.
- FAQs
- Discusiones
- Temas
- Editores

- Bitácoras
- Bitácoras más activas

-Preferencias
-Rollos viejos
- Encuestas
- Lo más
- Contacto
- Enviar historia

Promos
- Libros
- MundoLinux
- TodoLinux

Países
- ar/todo-ar
- es/todo-es
- mx/todo-mx

Secciones
ciberderech.
ciencia
cocina
comunidad
debian
empleo
entrevistas
eventos
formacion
gazapos
lengua
libros
miradero
preguntas
softlibre

 
PICS y el sistema de calificación global
editado por Candyman el Martes Septiembre 14, @08:04PM
desde el dept. no-hay-ruta-alternativa.

Censura Michael Sims y Jamie McCarthy son los encargados de mantener Your Rights Online, una nueva sección de Slashdot dedicada a los derechos civiles en el campo de las redes de comunicaciones. He pedido permiso para traducir este artículo, y como consecuencia es posible que traduzca casi todos (gracias, Michael y Rob). Éste es el primero de dos artículos dedicados al PICS y la calificación de contenidos, y aunque a los españoles la situación descrita nos suene muy a Yanqui, tengo curiosidad por saber lo que opinan nuestros lectores en Hispanoamérica.

PICS y el Sistema de Clasificación Global

¿Qué tiene en común Microsoft, AOL, IBM, MCI Worldcom, Bell Canada, British Telecommunications (BT), Bertelsmann, Demon Internet, Cable and Wireless, Deutsche Telecom, el Consorcio Japonés de Redes Electrónicas, EuroISPA y UUNet con el Reino Unido, Alemania, la Unión Europea y Australia? Todos ellos están trabajando en un plan conjunto para censurar la Internet.

Cientos de personas de todo el mundo se van a reunir en Munich para una conferencia de tres días, entre el 9 y el 11 de Septiembre. Representan a las mayores compañías de internet y a los países del primer mundo. Llevan años trabajando en ello. Van pero que muy en serio. Y alguien se ha olvidado de decirles que la información quiere ser libre.

¿Qué está pasando?

Las etiquetas son el último grito. Las etiquetas están en todas partes. La televisión [norteamericana] tiene etiquetas, desde que el Congreso amenazó con no renovar las licencias de emisión si las cadenas no se plegaban a sus exigencias. Los videojuegos tienen etiquetas, desde que el Congreso amenazó a la industria del videojuego. La música tiene etiquetas, desde que el Congreso y Tipper Gore (la mujer de Al) amenazaron a la industria musical. ¿Recuerda alguien los 80, cuando tanto los músicos como los aficionados se encrespaban con la mera idea de que algún político pudiera poner etiquetas a nuestra música? Ahora hasta MP3.com tiene un icono de “advertencia a los padres”.

Y, por supuesto, Hollywood tiene etiquetas, dado que la industria cinematográfica es el mayor peligro para la juventud de Norteamérica, junto con la Internet. Hollywood funciona bajo cientos de leyes de censura.

Ahora el Senador Lieberman pretende calificar cada producto audiovisual producido en los EEUU con un sistema de etiquetado de violencia. (Lieberman fue el principal responsable de las calificaciones en los videojuegos y también en la televisión).

Los partidarios de estos sistemas de censura gustan de llamarlos “voluntarios”. Son tan voluntarios como la muerte y los impuestos. O tan voluntarios como no poder vender los productos que uno tiene; eso es lo que dictaría la propuesta de Lieberman, si no se aceptan sus términos. Salon lo expresaba bien:

“El objetivo siempre ha sido cambiar lo que se puede emitir mediante demostraciones de poder por parte del Gobierno. En otros tiempos más sencillos, a esto se le llamaba censura”.
Las etiquetas y la censura van a todas partes de la mano. La Asociación Americana de Bibliotecas lo dice bien claro: “El etiquetado es un intento de crear prejuicios y, como tal, es una herramienta de censor”. Algunos grupos se aferran a lo correcto. Os daréis cuenta de que los libros de las bibliotecas no llevan “advertencias a los padres”. Todavía.

Pensad en cómo funciona en la práctica: los productos que tienen etiquetas son estigmatizados, atacados por el Congreso y los grupos de presión, y finalmente, (por ley o por puro abuso), acaban por no estar disponibles. Pensad en la etiqueta NC-17 [no conveniente para menores. N. del T.]. Todo lo que parece decir es que es un producto apto para adultos; y dado que los adultos son el 80 % del público, debería haber muchas películas hechas para ellos. Pero dado que la mayor parte de las salas (más del 90%) no exhiben películas NC-17, y la mayor parte de los periódicos no aceptan sus anuncios, cualquier película NC-17 está destinada al fracaso. Así que las únicas películas que llegan a los cines son las consideradas aptas para menores. Películas con esa etiqueta son fáciles de atacar; tomad la película más horrible que hayáis visto (¿Garganta profunda? ¿La matanza de texas? ¿Stargate?) y agitad la opinión pública hasta la histeria, y después decid: “Podemos librarnos de esta basura; sólo tiene usted que dejar de exhibir películas NC-17, señor empresario de salas de exhibición”. La presión se aplica en diferentes pasos de la cadena de distribución, en los cines y en los periódicos, más que del lado del consumidor; pero el resultado es el mismo: no puedes ver la película.

O no la puedes ver tal y como se concibió. Stanley Kubrik era famoso por su trabajo en primer lugar, y en segundo por el exigente oficio con el que componía cada plano. Si ni siquiera el famoso contrato de “montaje final” de Kubrik pudo evitar que los buitres de la MPAA pintaran digitalmente sus escenas, ¿cómo puede estar a seguro un director cualquiera?

Pero nos estamos desviando. Estábamos hablando de etiquetas, y de censura de Internet. Esas cosas se cruzan en una tecnología llamada PICS.

PICS significa Plataforma para un Sistema de Censura en Internet. Bueno, o casi. Es una especificación para la adición de etiquetas al contenido en internet: páginas Web, comentarios en Usenet, mensajes en un servicio de chat, correos electrónicos.. lo que sea. En teoría, se puede calificar lo que uno quiera en cualquier escala que a uno le apetezca; el periodista Simson Garfinkel diseñó un sistema de calificación PICS irónico, en el que las páginas web se califican según el contenido de Simson que presentan.

Pero esto es sólo la teoría. En el mundo real, se puede calificar la música o los videojuegos según su Simson, pero nadie lo hace... porque la vida es corta. Al igual que en los demás sistemas de calificación, resulta que los únicos sistemas de calificación por los que alguen muestra interés son las etiquetas peyorativas, que califican páginas según criterios de sexo, o lenguaje ofensivo, o herejía, o violencia. ¿Por qué? Porque son los temas de los que se quieren librar los censores.

Los asistentes a la reunión de Munich están allí para desarrollar un sistema único, uniforme e internacional que se aplicaría al contenido de Internet en todo el mundo. No es un sistema voluntario: varios países han declarado ya su intención de hacerlo obligatorio, y Jim Miller, del W3C (y co-creador de PICS) se quedó corto cuando dijo:

“Sucederá, y los editores se resistirán mientras puedan. Pero tendrán que darse cuenta de que o califican sus contenidos o se enfrentarán a los tribunales”
¿Quién es un editor? Todos lo somos. Tú lo eres, si respondes a este artículo con un comentario. Si el sistema se monta como está planeado, se te forzará a añadir una calificación a cada comentario que hagas, cada correo electrónico que envíes, cada página web que publiques... o te enfrentarás a los tribunales”. Después de todo, es por la protección de la infancia.

O, para ser más preciso, de los adultos. Australia quiere prohibir categorías sexuales para toda su población; Alemania quiere prohibir las categorías xenófobas. Al igual que en el cine, es más fácil si el ataque se realiza al principio de la cadena de distribución.

Mejor que declarar ilegar descargar Mein Kampf o comprarlo en Amazon.com, es más fácil hacer una ley que se aplique a los proveedores de telecomunicaciones. Son grandes compañías. Cuanto más grandes, menos dadas a quebrantar la ley; y dado que no hay muchas, es más fácil controlar cómo la están cumpliendo. La desobediencia civil no está en su vocabulario: dales una ley, y la cumplirán. Como por ejemplo, censurar todo el material de un determinado tipo de contenido a la altura del backbone.

Ah, sí, es cierto que el sistema no será efectivo al 100%. Los documentos prohibidos seguirán atravesando las fronteras electrónicas como contrabando. Pero para la mayor parte de la gente, en casi todas las circunstancias, será muy efectivo. Si te gusta que tu contenido de internet no lleve etiquetas, es demasiado tarde.

Por Michael Sims y Jamie McCarthy. Publicado originalmente en Slashdot el 10 de septiembre de 1999.
Traducción: Javier Candeira.

La policía arrasa el Indymedia Center de Génova  >

 

 
Barrapunto Entrar
Nickname:

Clave:

[ Crear nueva cuenta ]

Enlaces relacionados

Features

GNU/Linux en Català!
Si quieres estar al día de GNU/Linux, y además estarlo en catalán, date una vuelta por cat-linux.com

La Chicharra
No te pierdas las noticias más chirriantes de la red.

Sección de empleo
Encuentra en nuestra sección de empleo el trabajo que más se acerca a tus deseos (espirituales y económicos). Y mantente informado de las empresas que más se mueven, de cuanto te pagan y que ofrecen cada una de ellas.

Los temas "de Barrapunto"
Hay días en que nos preguntamos cuáles son. Por lo que vemos, vosotros lo tenéis bastante claro.

GNU España
La GNU ha abierto sucursal en España. Pásate por su sitio web para estar al día de su evolución y ver como puedes colaborar.

BarraPunto y Coma
Nuestro recurso de documentación para los editores. Próximamente: el libro de estilo de Barrapunto.

 
PICS y el sistema de calificación global | Entrar/Crear una cuenta | Top | Buscar Discusión
Threshold:
Atención: Los siguientes comentarios pertenecen a las personas que los han enviado. No somos responsables de los mismos.

 
Lo que para algunos son remordimientos, para otros constituyen reminiscencias. -- G.H. Brown.

[ página principal | envía una historia | rollos viejos | encuestas pasadas | faq | editores | preferencias ]


Puedes sindicar nuestros titulares en .rdf, .rss o .xml
Aviso legal: Condiciones de copia y distribución