Historias
Slashboxes
Comentarios
 

Login Barrapunto

Login

[ Crear nueva cuenta ]

hiro (4909)

hiro
  (email no mostrado públicam.)

Down Kill Up Publicidad

Bitácora de hiro (4909)

Viernes, 03 de Diciembre 2004

La lengua de los valencianos

11:55h.
Ciencia
Como uno de los temas favoritos -y más graves- de intoxicación troll en barrapunto es la polémica sobre el catalán y el valenciano, como supuestas lenguas distintas, y como me consta que, por mucho ruido que hagan los trolls, muchos de nosotros solemos dar más valor a la opinión científica e informada, considero muy relevante reproducir el siguiente artículo publicado ayer en El País, firmado conjuntamente por cuatro lingüistas, valencianos y catalanes, profesores de filología en las Universidades de Valencia y Barcelona, y miembros de las academias de la lengua catalana (institut d'estudis catalans) y valenciana.

Los hablantes catalanes y valencianos saben generalmente que se trata de una falsa polémica, artificial y pseudocientífica, no así el resto de la opinión pública, incluso la que se cree bien informada (como la clase política y la periodística). Es, por desgracia, el equivalente al creacionismo vs evolucionismo en clave valenciana y con el mismo desprecio hacia la ciencia e incluso hacia el sentido común que los creacionistas. Sé también que a los trolls no hay quien los pare, por muchos argumentos que se aporten (y menos en un tema como este, que goza de enormes intereses creados para confundir a la opinión pública por parte de la ultraderecha valenciana desde hace varias décadas), pero espero que al menos sirva para que, cada vez que salga este tema en barrapunto, tengáis a vustra disposición un recurso autorizado, de fuentes autorizadas tanto valencianas como catalanas, al que poder enlazar cómodamente. Con ese propósito lo reproduzco completo.


La lengua de los valencianos
J. Solà, R. Alemany, J, Palomero y M. Pérez Saldanya (*)
EL PAÍS - Tribuna - 03-12-2004

Las fronteras entre las lenguas no son líneas rectas ni claras como los límites entre propiedades de vecinos, entre municipios, provincias o Estados. En general no son delimitaciones fáciles de establecer. Al contrario, hace falta un buen conocimiento técnico de la realidad; pero acto seguido se debe valorar esta realidad y sobre todo hay que decidir qué queremos hacer con ella. Respecto a los límites, los valencianos, los catalanes y los baleáricos compartimos una misma lengua por causas históricas, culturales, sociales, etcétera. Históricamente, la lengua propia de los valencianos comienza a documentarse como resultado de la conquista de Jaime I y la repoblación subsiguiente. Culturalmente, la conciencia de compartir una lengua común ha sido siempre clara entre los escritores y gramáticos, y la relación entre las personas cultivadas de todo el dominio lingüístico ha sido muy intensa desde el siglo XIX, a partir del movimiento literario conocido como Renaixença. Socialmente, esta lengua, con las modalidades que la caracterizan en cada territorio, nos ha servido y nos sirve para comunicarnos a los valencianos, a los catalanes y a los baleáricos, excepto cuando se han hecho prevalecer interesadamente los prejuicios. Por otra parte, la legislación que han aprobado los representantes políticos valencianos ha afirmado dicha comunidad, aunque a veces se haya recurrido a circunloquios (y el nombre de valenciano no ha sido nunca un obstáculo para corroborar esta realidad). Finalmente, desde el punto de vista lingüístico, las hablas de las tres comunidades mencionadas presentan una fuerte cohesión léxica y gramatical.

Conocer la realidad implica también saber las variaciones entre los diversos dialectos. Así, determinadas expresiones o construcciones las dicen y hacen igual leridanos que valencianos, así como en otras coinciden valencianos y baleáricos, o bien tortosinos y valencianos. Si un alicantino o un barcelonés no hubiesen oído nunca hablar a los baleáricos, al principio les costaría seguir una conversación informal entre ellos; y eso mismo les pasaría a un salmantino o a un madrileño que no hubiesen oído nunca a un andaluz; y a un alemán de Sajonia que no hubiese oído nunca a un suizo de Zúrich, o a un hablante neerlandés de Utrecht que no hubiese oído nunca a un flamenco occidental. Esta dificultad teórica de comprensión entre hablantes no se daría, en cambio, entre un valenciano y un barcelonés o entre un barcelonés y un leridano. El conocimiento de la realidad de cada lengua implica saber en qué lugares prevalecen unas expresiones y en qué otros están vigentes sus respectivos sinónimos.

Este conocimiento se adquiere con investigación paciente y tenaz, que es el trabajo y la misión de los lingüistas, los cuales saben perfectamente que es habitual que los hablantes se refieran a su habla con denominaciones específicas: andaluz, mallorquino (inglés), americano, quebequés, flamenco; y que se adhieran con más o menos fuerza a estas designaciones. Las diferencias propias de la lengua oral espontánea (y, por lo tanto, perceptibles por los hablantes) se dan poco o nada en la lengua escrita, o al menos en ciertos registros de la lengua escrita, como el periodismo o el lenguaje administrativo. Pocas diferencias hallamos en un periódico según se haya publicado en Lisboa o en Río de Janeiro; pero en una conferencia nosotros podremos entender bastante bien a un brasileño y con más dificultad a un portugués. Por eso las personas tenemos percepciones tan subjetivas y a veces tan emotivas de nuestra forma de hablar, y por eso mismo en ciertos casos es difícil determinar si un habla forma parte de una lengua o no: por ejemplo, el gallego actual respecto al portugués.

Una vez bien conocida la realidad, hay que valorarla. Es preciso saber cómo se relaciona la realidad oral con la escrita: si es necesario o no que quien pronuncia las palabras de una forma concreta debe escribirlas de un modo ligeramente diferente, como ocurre en castellano en la posibilidad de acentuar o no palabras como guión. Esta valoración implica una dificultad que no está al alcance de cualquier persona: supone tener criterios lingüísticos y sociolingüísticos seguros y bien enfocados. Tener criterios bien enfocados significa saber con qué finalidad queremos codificar una lengua o una determinada variedad de lengua. Diferencias como las mencionadas existen en todas las lenguas del mundo, pero la percepción de las diferencias se da con más intensidad en las hablas que no han sido elevadas a lenguas de Estado, que no han pasado a ser lenguas normalizadas por la escuela, los medios de comunicación, la administración o las confesiones religiosas.

Si queremos que un territorio se identifique con sus formas de hablar y las eleve a la categoría de medios universales de relación, la escuela y toda la maquinaria pública deberán ir acercando estas peculiaridades y hacer que sean conocidas, queridas y usadas por todos los usuarios: de este modo ya no serán diferencias, sino riqueza común. Por ejemplo, las televisiones regionales colaborarán en los criterios del doblaje de películas y admitirán en los informativos hablantes de procedencias diferentes, que al cabo de dos días no producirán ninguna sorpresa en la audiencia. Y el nombre mismo de cada habla podrá ir adquiriendo más relieve público o no. Esta acción es lo que hemos denominado decidir, y es propia sobre todo del político. Más o menos hasta ahí llegaron los técnicos y los políticos que lograron, en la primera mitad del siglo XX, que nuestra lengua moderna volviese a ser una lengua de cultura normal, sobre la base de la obra de Pompeu Fabra, en el seno del Institut d'Estudis Catalans, y el acuerdo histórico de unificación ortográfica que los valencianos adoptaron mediante las denominadas Normes de Castelló (1932).

Pero toda lengua necesita estudio y actualización constantes, porque las lenguas sirven para designar unas realidades que se renuevan continuamente, y hoy mucho más aprisa que ayer. Afortunadamente, este esfuerzo de renovación y actualización es una realidad espléndida en nuestra lengua: no había habido nunca tantos técnicos y tan bien preparados en el conjunto de nuestro dominio lingüístico, ni había habido nunca tantos productos (léxicos, gramaticales y sociolingüísticos) tan bien elaborados a disposición de esta realidad. De los aspectos analizados, el tercero, decidir, es el más importante; incluso es el único crucial: sólo con voluntad clara de subsistir puede hoy mantenerse una lengua. Y subsistir implica adquirir unos usos efectivos y universales en su territorio histórico, pero también adquirir categoría de normalidad en cualquier esfera pública y política, local, estatal y europea.

Esta lengua entrañable para tantos millones de hablantes vecinos del viejo Mediterráneo es patrimonio nuestro, pero también del Estado y de la humanidad, y hoy se abre una esperanza de recuperarla, de reforzarla internamente y de normalizarla políticamente. Aprovechemos esta oportunidad con todos los medios a nuestro alcance y exijamos a los responsables políticos que de una vez por todas eleven esta lengua a la dignidad absoluta a la que queremos vernos elevados también los que la hablamos. Sus nombres legales, históricos y tradicionales de catalán y de valenciano no deben servir a nadie de coartada para fragmentarla ni para usarla con el pretexto de debilitar la voluntad de sus hablantes, que la han mantenido viva y plena durante siglos, y así desean transmitirla a las generaciones futuras.


(*) Joan Solà es catedrático de Filología catalana en la Universitat de Barcelona, Institut d'Estudis Catalans. Rafael Alemany es catedrático de Filología catalana en la Universitat d'Alacant, Acadèmia Valenciana de la Llengua. Josep Palomero es vicepresidente de la Acadèmia Valenciana de la Llengua. Manuel Pérez Saldanya es profesor de Filología catalana en la Universitat de València, Institut d'Estudis Catalans, Acadèmia Valenciana de la Llengua.


Por otro lado, un grupo de jóvenes valencianos han promovido un manifiesto por la unidad de la lengua, de muy recomendable lectura y que denuncia cómo algunos políticos irresponsables no solo mienten a la luz de la ciencia, sino que intentan enfrentar artificialmente a valencianos y catalanes. Por cierto, recogen apoyos para todos aquellos valencianos residentes en Catalunya que se quieran sumar al manifiesto.

Este hilo ha sido archivado. No pueden publicarse nuevos comentarios.
Mostrar opciones Umbral:
Y recuerda: Los comentarios que siguen pertenecen a las personas que los han enviado. No somos responsables de los mismos.
  • Bobadas

    (Puntos:1, Divertido)
    por pobrecito hablador el Sábado, 04 Diciembre de 2004, 00:15h (#399390)
    Van a saber más estos que Losantos. Además, filólogos y lingüistas son todos lo mismos: unos rojos, como Chomsky, que según ha revelado un confidente anónimo a LD está también metido en el ajo del 11-M.
    • ¿Bobadas? de pobrecito hablador (Puntos:1) Sábado, 04 Diciembre de 2004, 03:56h
    • 1 respuesta por debajo de tu umbral de lectura actual.
  • Si, pero entonces en que quedamos? El valenciano es catalan o no? A mi me suenan igual, la verdad. Aunque tampoco veo mucha diferencia entre israelies y palestinos, o hutus y tutsis, asi que me imagino que debe ser algo sutil.
    --

    ::To do list for Windows [appfluence.com]

    • Re:Ya

      (Puntos:4, Informativo)
      por pobrecito hablador el Sábado, 04 Diciembre de 2004, 01:10h (#399406)
      Si, pero entonces en que quedamos? El valenciano es catalan o no?

      léete el artículo, no seas vago ;-) Te lo resumo, pues es sencillo: se trata de una misma lengua que suele recibir nombres distintos según estés en Cataluña, Valencia, Rosellón (sur de Francia), Andorra o Islas Baleares. Un hecho este nada excepcional, por otra parte: el neerlandés hablado en todo el norte de Bélgica se le da el nombre de flamenco y nadie duda por ello que es la misma lengua que la hablada en los Países Bajos (a la que a menudo se le denomina como "holandés", siendo este solo uno de sus dialectos). El portugués de Brasil se le llama a menudo "brasileño" (sobre todo popularmente), sin que eso suponga enfrentarlo al portugués. El serbio y el croata (técnicamente "servocroata") son la misma lengua, pese a que se escriba con alfabetos distintos y reciba nombres distintos según estés en Serbia o en Croacia. El castellano y el español, son la misma lengua, sin que sus distintas denominaciones oficiales lleve a que nadie sostenga que se trata de lenguas distintas... En fin, es un caso habitual, lo extraordinario es que, a raíz de algo que no ofrece NINGUNA duda a los especialistas se organice semejante ceremonia de la confusión...
      [ Padre ]
    • Re:Ya de joxeanpiti (Puntos:1) Sábado, 04 Diciembre de 2004, 13:18h
  • Como valenciano parlante...

    (Puntos:1, Informativo)
    por pobrecito hablador el Sábado, 04 Diciembre de 2004, 01:59h (#399423)
    Tengo que decir que creo que es la misma lengua, con distintos dialectos.

    Ahora bien, quizás el mayor empuje que se le ha dado a la recuperación de esta lengua desde Cataluña ha provocado que ciertas variedades dialectales sean promovidas (por grupos políticos, no creo que los linguistas caigan en eso) como mas correctas que otras. Y eso le duele a algunas personas lo suficiente para crear un caldo de cultivo que otros grupos han aprovechado en su beneficio político.

    Yo lo he vivido más con gente mayor, que tienen apego por el habla de su pueblo, aunque incurra en dejes y castellanismos.
  • Claro que son lo mismo

    (Puntos:2, Inspirado)
    por fatcat (15428) el Sábado, 04 Diciembre de 2004, 09:42h (#399463)
    ( Última bitácora: Sábado, 15 Febrero de 2014, 12:55h )
    Desde luego que lo son. Y si los catalanes están más interesados en la unidad de la lengua que en la colonización político-cultural y económica de todas las comunidades que hablan esa lengua, que a partir de ahora reconozcan que son los catalanes los que hablan valenciano y no los valencianos los que hablan catalán.

    Toda esta polémica lingüística es falsa, por parte de casi todos los interesados. Es una mera cuestión de intereses políticos, de afán de acaparar 'titulus', prestigio, imagen ... poder. En el sentido más bajo de la palabra. Yo ya propuse una solución elegante: decir que lo que hay son dialectos ... del occitano. Así todos quedarían contentos. Pero no sirve de nada que yo lo diga: nadie nos hace caso a los gatos.
  • por CrM (14886) el Sábado, 04 Diciembre de 2004, 11:43h (#399500)
    ( Última bitácora: Jueves, 03 Diciembre de 2009, 13:22h )
    No es lo mismo, porque no se denomina igual. Aunque unos quieran llamarlo igual.

    ¿El fórum no enseñó nada a los calanes? Me pareció que iba sobre el respeto a las diferentes culturas, por mínimas que fueran.

    Si admitimos que es lo mismo ¿Porque no se llama valenciano, en vez de Catalán? Ah, es porque da mas prestigio, creo y mas poder... Entiendo, pero creo que no es lo mismo.

    Unos de los primeros textos que se encontraron de la lengua fueron los de Ramon LLull, entonces ¿Quizas no hablaremos a partir del balear? Mas tarde se escribieron grandes relatos en Valenciano , pese a quien pese, entre ellos, de autores como Ausias March o Joanot Martorell (No catalanes). Y luego vale, ya podremos encontrar catalán.

    Otra cosa que jode mucho a los valencianos, es que, en comunicaciones directas entre gobierno central y gobierno autonomico valenciano, (donde los catalanes no tienen cabida), entren sin ningun miramiento ni respeto ¿A vosotros os parece correcto? Desde luego a mi no.

    También jode que el gobierno se tenga que bajar los pantalones por los presupuestos, diciendo un dia blanco y el otro negro, y no teniendo de acuerdo a ningun ministro.

    Ultimamente Valencia ha crecido mas que Barcelona, prueba de ello es el crecimiento industrial, sobre todo del puerto (también turístico, y social). ¿Por que jode esto tanto a los catalanes? ¿No va contra el principio de soliradidad entre las distintas regiones?

    Por último, y lo mas importante, ¿Por qué los catalanes no nos podeis admitir como región histórica?

    Postdata, muchos no estamos de acuerdo en que nos llameis Paises Catalanes, y tampoco Paises valencianos.

    Ahí queda todo.

    Bueno, una aclaración mas. En lo que he escrito, cuando me refería a catalanes, no me he referido a todos, sino a los nacionalistas y principalmente al triunvirato ese que os gobierna. Lo siento por los que se ofendan. Tampoco era mi intención.

    --------------------------------

    No es el mateix, perque no es denomina igual. Encara que alguns ho vullger denominar el mateix.

    ¿El fòrum no va ensenyar res als catalàns? Em pareguè que tractaba sobre el respecte a les diferentes cultures, per mínimes que fóren.

    Si admitim que es el mateix ¿Per què no es diu valencià en conte de català? Ah, es perque dona mes prestigi, crec y mes poder... Entenc, pero crec que no es el mateix.

    Un dels primers textos que es trobaren en la llegua foren els de Ramon LLull, entonces ¿Tal volta no parlarem a partir del balear? Mes tart s´escrigueren grans relats en valencià, pese a qui pese, entre ells, de autors com Ausias Marc o Joanot Martorell (no catalans). Y després val, ja podem trobar catalàns.

    Altra cosa que fot molt als valencians, es que, en comunicacións directes entre govern central y govern autonòmic valencià (on els catalans no tenen cabuda), entren sense mirament ni respecte ¿A vosaltres vos pareix correcte? A mi no.

    També fot molt que el governt es tinga que abaixar els pantalons per els presupustos, diguent un dia blanc y el altre negre, y no tenint d´acord a ningun ministre.

    Ultimament, València ha creixcut mes que Barcelona, proba d´aixo es el creiximent industrial. sobre tot del port (també turístic y social). ¿Per que fot açò tant als catalans? ¿No va en contra del principi de solidaritat entre diferents regions?

    Per últim, y el mes important ¿Per què els catalans no ens podeu admitir com a regiò històrica?

    PostData, molts no estem d´acord en quens nombreu paisos catalans, y tampoc paisos valencians.

    Ahí queda tot.

    Be, una aclaració mes. En el que he escrit, quan em referia a catalans, no em referia a tots, sino als nacionalistes i principalmente al triumvirat que vos goberna. Ho senc per els que s´ofenguen. Tampoc era la meua intenció.
  • Re:¿Eres tú?

    (Puntos:1)
    por CrM (14886) el Sábado, 04 Diciembre de 2004, 11:52h (#399504)
    ( Última bitácora: Jueves, 03 Diciembre de 2009, 13:22h )
    ¿Por qué Troll? Yo lo pondría como divertido. Ah ¿Que no lo es?, vale, entonces miles de personas estamos equivocados.
    [ Padre ]
    • Re:¿Eres tú? de CrM (Puntos:1) Sábado, 04 Diciembre de 2004, 12:39h
    • 1 respuesta por debajo de tu umbral de lectura actual.
  • por StickyBit (13957) <sunset_pkdor21NO@SPAMyahoo.es> el Sábado, 04 Diciembre de 2004, 13:26h (#399534)
    ( http://barrapunto.com/ | Última bitácora: Domingo, 28 Enero de 2007, 12:22h )
    No se...

    creo que el trasfondo del artículo es que primero está la lengua y luego las leyes. No se si has visto en el articulo que se habla de confusión de términos por parte de gente no especializada (como los políticos). Y adivina quién hace las leyes, y a quién escucha el pueblo (a los filólogos o a los políticos?).

    A ver... tu puedes pensar lo que quieras, eres libre, pero no titules el comentario como "vale, que si, que muy bien" dando a entender que lo has entendido cuando el cuerpo del comentario indica lo contrario.

    Mas que nada porque dejas a la altura del betún el trabajo de los filólogos, cuando es precisamente su trabajo lo que habría que seguir como referencia en este tipo de cosas (en otras no).

    Sin acritud eh? solo era comentar lo que me ha parecido una contradicción.
    --


    -----------------------------
    Una firma de 120 caracteres es una firma de 119 caracteres+1
    [ Padre ]
  • 3 respuestas por debajo de tu umbral de lectura actual.